El viaje del Inge


Hola chiquitines

Hoy se cumplen 6 meses de que se fue su abuelo- el Iaio como ustedes y los demás nietos le decían. Fue Ingeniero, controversial, intenso y profundo, pero sobre todo un gran abuelo.

En el año 2000 le compartí al Iaio por Hotmail (porque esa era la manera más popular de compartir mensajes antes, “en la prehistoria” como dicen ustedes), una historia Jeffrey Davis que habla de las 1000 canicas

***********

La historia cuenta que un locutor de radio está entrevistando a un invitado que le dice como respuesta a una de las preguntas que está contento de estar en la estación de radio con un locutor tan exitoso. Pero que a la vez, el estar tan ocupado no es necesariamente tan bueno y le cuenta una historia que le ayudó a alinear su perspectiva de la vida y sus prioridades.

El invitado contó que hizo una operación matemática calculando que el humano promedio vive 75 años- aunque algunos viven más y otros menos.

Entonces multiplicó 75 años por 52 semanas y el resultado fue 3,900, como si fuera el número de sábados que el humano promedio tiene a lo largo de su vida.

Luego contó que cuando cumplió 55 años se dió cuenta que ya había vivido 2,800 sábados y que si él quería vivir 75 años, le quedaban más o menos 1,000 sábados disponibles.

Entonces, se fue a una juguetería (y a unas cuantas más) para comprar 1,000 canicas y cuando llegó a su casa las puso en un recipiente transparente y cada sábado, desde entonces ha sacado una canica a la vez.

Dijo que se había dado cuenta que a medida que veía que el número de canicas disminuía, él se podía enfocar en lo que realmente era importante en la vida. “No hay nada como ver que se te acaba el tiempo en este mundo para poner tus prioridades en orden, dijo.

Ya casi por terminar la entrevista dijo “Esta mañana, saqué la última canica que quedaba en el recipiente. Y pensé que si llego al próximo sábado, entonces tengo un poco de tiempo extra. Y algo que todos podemos agradecer es un poco de tiempo extra”

Se despidió y le deseó al locutor que pudiera tener pasar más tiempo con tu familia. Pum!

*************

Al momento de terminarlo de leer, me habló el Iaio y me dijo que él iba a comprar sus 1,000 canicas porque lo había conmovido mucho esta historia. Él tenía 52 años cuando leyó el mail. Haciendo las cuentas como el señor de la historia, 52 años más 20 años más que él calculó hubieran sido 1,040 canicas.

Él falleció a los 73 años y medio, 1,040 + 78 canicas más = 1,118. Nunca nos pusimos de acuerdo para comprar las canicas, pero creo que el próximo sábado podemos ir a comprarlas y celebrar cada momento, cada semana y a hacer los momentos especiales. Con el Iaio como abuelo y como papá descubrimos el amor a la música, a la lectura y a siempre seguir aprendiendo, a acordarse de detalles, a nunca perder la capacidad de asombro, a construir (sobre todo con Legos 🙂 )y a soñar en grande. Siempre acuérdense de eso y el Iaio estará todo el tiempo con ustedes.

Con el Iaio en la exposición de Nikola Tesla- 2017

Mientras escribo esto, suena de sorpresa en mi playlist “Spirit in the Sky” de Norman Greenbaum, que le encantaba al Iaio. Una frase que se repite en la canción es “I’m Going to the place that’s the best”, y seguro él está ahí hoy.

Spirit in the sky

Los quiero mucho nenés y espero siempre estamos cerca en el corazón y en el pensamiento.

Mamá

¡Gracias por tus comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.